viernes, 17 de diciembre de 2010

Todas las cosas interesantes que Justo NO hace

Pues bueno, viendo que la gente es capaz de hacer tantas cosas y de disfrutarlas tanto (visitas a galerías, museos, conciertos...) pues yo, que no tengo tiempo para hacerlo, hablaré de todas las cosas bonitas e interesantes que no puedo hacer y que me gustaría, y de cómo me las arreglo para hacer cosas chulas sin moverme del ordenador (o sin alejarme demasiado de él).

En esta primera entrega de esta apasionante serie comentaremos la visita virtual que propone el museo Thyssen (click aquí para verla), que muestra cuadros desde el arte Italiano del siglo XVII hasta las primeras vanguardias.

Para mi, la visita en general, partiendo de una idea sencillamente genial (en mi opinión), deja un poco que desear porque no se puede tener un contacto tan cercano con el cuadro como esperaba. Visitando virtualmente las salas se ve que, aparte de ser una foto panorámica y no centrada delante de cada una de las obras, el zoom que ofrece es pésimo, de hecho, es la gran pega que le veo, porque existiendo cámaras fotográficas con una definición altísima, el zoom que ofrecen es absurdamente lejano, no permite ni apreciar las letras de las placas identificativas de las obras, por no hablar del trazo de los cuadros. Por lo demás, tiene cierto atractivo e incluso tiene audioguia en varios idiomas (no disponible en todas las salas).

Mi conclusión: El Thyssen, por mucha pereza que me dé, tendré que visitarlo tarde o temprano, porque hay cosas que internet no puede ofrecer, en este caso, sensación de museo y valoraciones mas "intimas" de los cuadros.

3 comentarios:

  1. aplausos y vítores, pensé que no serías capaz de hacerlo...espero ansioso otra apasionante entrega de alguna aventura que NO has corrido

    ResponderEliminar
  2. pues cuando vyas al thyssen me avisas, pecador, y cuidado con el teclado del ordenador que lo puedes romper de estar tanto tiempo pegado al ordenador, pillín

    ResponderEliminar